Como la mayor parte de los municipios manchegos, y españoles, Tresjuncos tiene su calendario salpicado de pequeñas celebraciones que dejan al descubierto nuestra idiosincrasia y nuestra forma de ser.
Entre las tradiciones más festejadas destacamos:

Fiestas en Honor al Santo Cristo del Pozo. Es, cronológicamente, la primera celebración del año y coincide con el primer domingo de mayo, celebrándose durante todo el fin de semana.

fotomontajecristodelpozo1jpg

Del Cristo del Pozo se ha escrito mucho. Dejamos constancia, a continuación, del relato recogido en el libro de Julián Grimaldos, "En torno a Tresjuncos, pueblo de La Mancha", al respecto del Cristo del Pozo: "según Braulio Marcos Huerta, el Cristo del Pozo ha sido protagonista de diferentes guerras de las cuales hasta la fecha ha sobrevivido. En una de esas guerras, llevada a cabo en la antigua ciudad de Arce, dicha ciudad fue destruida, y en el caos de la lucha y la destrucción, para librarla del fuego, arrebató la imagen del Santo Cristo y corriendo para no ser alcanzada por el fuego, fue a esconder la imagen en un pozo para evitar su destrucción, con la esperanza de poder regresar y recuperarla cuando la calma volviese a la ciudad y la misma fuese reconstruida; pero la ciudad no se reconstruyó y el tiempo fue cubriendo sus ruinas, y la mujer, como todo ser humano entregó su alma a Dios, y el Santo Cristo continuó en el pozo. Varios siglos después, unos pastores que cuidaban sus rebaños por las inmediaciones del paraje bajo cuyas tierras permanecían ocultos los cimientos de la ciudad de Arce se acercaron a un pozo allí existente. Al asomarse para contemplar sus aguas, observaron llenos de sorpresa que allí, en las profundidades, se divisaba un gran resplandor, una luz vivísima que obligaba incluso a cerrar los ojos. Con algo de temor, corrieron a dar parte a las autoridadesde los sucedido, las que en unión del sacerdote se trasladaron, acompañados de un gran número de vecinos, al pozo en el que se observaban tales fenómenos; sacaron todo el agua del pozo y así pudieron hallar en el fondo del mismo, la imagen del Santísimo Cristo.


Otra versión sostiene que durante la pasada guerra (Civil), una de las imágenes dañadas fue la del Santo Cristo, a la que incluso parece que llegaron a romper en la cruz llegándose a producir un milagro, puesto que el miliciano ocupado en la sacrílega tarea, recogió la figura de Jesús, la ocultó entre las ropas que llevaba y la entregó posteriormente a una mujer, ferviente católica, que la tuvo escondida durante toda la guerra en su domicilio; salvándose, así, una vez más de la destrucción".


Sea como fuere, en la actualidad las Fiestas del Cristo del Pozo concitan a gran parte de Tresjunqueños durante su celebración, sean residentes o emigrantes, pues se trata de un santo muy querido y venerado.

Las fiestas se inician el viernes por la tarde, con la última novena en honor al Cristo acompañado por el grupo de Danzantas quienes, con sus bailes, rememoran el momento en que el Cristo del Pozo fue sacado de las aguas del Pozo de Triana y subió al pueblo de Tresjuncos en procesión.

El sábado es el día de la Misa mayor y la procesión y es, probablemente, el momento de mayor emotividad de las celebraciones, pues a la finalización de la Misa las danzantas "echan" sus dichos al Cristo.

El domingo es la romería al Pozo de Triana, lugar en el que, según la tradición, se encontró al Cristo.

En el siguiente enlace podréis encontrar un vídeo elaborado por la Comisión de Festejos del Cristo del Pozo del año 2015, en el que se hace un recorrido por la danza y lo que representa para los tresjunqueños.

https://www.youtube.com/watch?v=FXjhV7-5xFM


Fiestas patronales en honor a San Cayetano. Se celebran del 6 al 11 de agosto.

Son las que mayor número de vecinos congregan, acaso por las fechas en que tienen lugar y el importante número de actividades que se realizan. Además, son las primeras fiestas de la comarca, lo que propicia una gran participación de amigos y amigas de localidades vecinas.

fotomontajecristodelpozo2jpg

El 6 de agosto tiene lugar el pregón de las Fiestas, casi siempre a cargo de los hijos del pueblo, acompañado, a su finalización, de un tradicional zurra y fuegos artificiales.

El 7 de agosto es el día grande de las fiestas. Se celebra la Misa Mayor en honor a San Cayetano y, a la tarde, la procesión por las calles del pueblo. 

Los días 9 y 10 de agosto son los días dedicados a los toros, alternándose los encierros populares con los festejos populares a la tarde. Son muy reconocidos en la zona por la calidad de los astados, lo que motiva que acudan un importante número de vecinos de los municipios de alrededor.

Las Fiestas finalizan el 11 de agosto, con un concurso de calderetas en el que se degusta la carne de las reses de los festejos populares.

Todas las noches de la Fiesta de San Cayetano tenemos grupos de música y orquestas para disfrute de grandes y pequeños. 

Fiesta en honor a la Virgen de La Atalaya. Fiesta de un día que se celebra el último sábado del mes de mayo -Mes de la Virgen según el calendario Católico-.

La festividad consiste en una romería popular al paraje conocido como "La Atalaya", cerro cubierto de encinas y pinos sobre el que aún se erigen las ruinas de una antigua ermita construida en honor a esta Virgen, dentro de las cuales tiene lugar la misa en honor a la Virgen. 

En la falda del cerro, al borde de los caminos que se entrecruzan, existe un pozo que, según cuentan, posee propiedades medicinales. Posteriores análisis demostraron la certeza de la afirmación.